Red de Centros Educativos para el Desarrollo y la Ciudadanía Global

Entérate

La campaña “Actúa con Cuidados” apuesta por cuestionar y darle la vuelta a este sistema. Llevamos nuestra campaña a personas y colectivos y, a través de procesos educativos, promovemos la acción ciudadana: en centros educativos, en espacios de educación no formal, de ocio y tiempo libre, en universidades y en ámbitos de la sociedad civil organizada.

En concreto:

  • Trabajamos con mujeres y hombres, promoviendo nuevas relaciones de igualdad dentro de los hogares, para que la distribución de los trabajos de cuidados sea equitativa.
  • Además, trabajamos con organizaciones sociales para visibilizar los trabajos de cuidados que en ellas se realizan, para que la sociedad los reconozca como suyos, como un “verdadero trabajo”.
  • Ante la realidad de la cadena global de cuidados, reivindicamos el reconocimiento de la deuda contraída con otras sociedades, sobre todo con sus mujeres, por la apropiación de sus tiempos y energías para el cuidado.
  • Queremos apostar por una vida sostenible, una vida sencilla y austera, en la que destinemos nuestro uso de energías, de materiales y de tiempos a la sostenibilidad de la vida.
  • Apostamos por vivir en mayor equilibrio con el planeta a través de una nueva cultura de consumo basada en la pequeña producción local, además de en la reutilización y el intercambio no lucrativo.
  • Y reconocemos el poder colectivo de la ciudadanía organizada. Apoyamos nuevas formas de hacer, de organizarse y de luchar. Formas cuidadosas de participación en la vida política de nuestra sociedad, con las que podamos ser parte de las decisiones que nos afectan.

Queremos construir, entre todas y todos, una agenda personal, política y social en la que se plasme un proyecto de sociedad que cuide la vida por encima de todo.

Con nuestra Revolución de los Cuidados queremos poner la sostenibilidad de la vida en el centro, es decir, descentrar a los mercados para ponerlos al servicio de la vida y situar esta como eje o prioridad en torno al que organizar nuestras sociedades. Por tanto, nuestra propuesta va mucho más allá de revalorizar o redistribuir los cuidados, como si fuera posible hacerlo sin alterar la lógica dominante. Nuestra propuesta es cambiar de lógica para darle la vuelta al sistema, para transformarlo desde la raíz.

PORQUE CUIDAR ES UN TRABAJO COLECTIVO

Deseamos poner el acento en la redistribución de los trabajos que sostienen la vida y el reconocimiento (y restitución) de la deuda contraída con las personas que se hacen cotidianamente cargo de él. Es lo que se ha definido como la democratización de los hogares, entendiendo el término democracia como el ejercicio político de toma de decisiones que afectan a una comunidad y en el que todos sus miembros pueden participar reconociéndose tanto su derecho universal a hacerlo como su singularidad a la hora de hacerlo.

Pues bien, la democratización de los hogares pasa por reconocer, en primer lugar, que lo que ocurre dentro de los hogares concierne al conjunto social, que en ellos se está resolviendo el conflicto capital-vida y que, hasta ahora, se está haciendo de manera profundamente injusta y desigual, siendo el origen de la exclusión y desigualdad social a gran escala.

PORQUE EL CUIDADO DEL MUNDO ES IMPRESCINDIBLE

Concebirla extinción de la especie humana es algo que apenas si cabe en nuestra imaginación,
a pesar de lo directos que vamos hacia ella. Nuestro pensamiento tan “moderno” es profundamente antropocéntrico por eso, para empezar a poner la vida, humana y no humana, en el centro, el primer paso es necesariamente aceptar nuestra ecodependencia.
Se trata de adaptar nuestro modo de vida para no incurrir en deuda ambiental, para no consumir más materiales y energías de los que el planeta es capaz de regenerar.

El primer paso para adoptar un modo de vida sostenible es parar (nada fácil en nuestros días), reflexionar y hacer una elección, elegir conscientemente, con todo lo que sabemos y todo lo que sentimos, cómo queremos vivir.

NOS ORGANIZAMOS PARA CUIDAR

Necesitamos construir formas de organización y lucha cuidadosas, tan firmes como creativas, a través de las que podamos participar de la toma de decisiones que nos afectan para que los diferentes niveles de organización comunitaria

El primer paso es la organización y definición de metas colectivas, para lo que necesitamos crear espacios de encuentro, de discusión, de análisis, de empoderamiento. Espacios y tiempos que nos faltan. Si en la Antigüedad la plaza pública, el ágora, era el espacio para el encuentro y la participación ciudadana, en nuestros días las plazas se han tornado en espacios para la actividad comercial, el mensaje publicitario y el tráfico. Por eso ha resultado tan revolucionaria la acción de tomar las calles, tomar las plazas y convertirlas en espacios de asamblea. Crear esos espacios, tanto a nivel material como inmaterial, es volver a buscarnos, reaprender a encontrarnos, robarle tiempo al mercado para dedicárselo a tejer redes “cuidadanas”.

Desde la voz y la experiencia de las mujeres, InteRed cuestiona el modelo de desarrollo dominante y trabaja para promover la equidad, el empoderamiento de las mujeres y la corresponsabilidad en los trabajos de cuidados.

Para ello, a través de la campaña Actúa con Cuidados, InteRed pretende situar la sostenibilidad de la vida en el centro de la organización social.

InteRed lleva trabajando en esta campaña desde el año 2012 en centros educativos, sensibilizando al alumnado juvenil, formando al profesorado, capacitando a monitoras y monitores de ocio y tiempo libre, acompañando a asociaciones de mujeres, … en definitiva promoviendo y acompañando procesos de construcción de ciudadanía basados en el derecho universal al cuidado.

Porque para InteRed una vida digna de ser vivida ha de ser una vida social y ambientalmente sostenible, sostenedora, comprometida y corresponsable.

Instagram

Facebook

Twitter

Suscríbete a nuestro boletín de noticias