Red de Centros Educativos para el Desarrollo y la Ciudadanía Global

LA HUELGA DE CUIDADOS por Alicia de Blas

/ Deja un comentario

huelga de cuidadosLa huelga de cuidados y la campaña de InteRed lo que tratan de hacer visible es que este sistema capitalista nuestro se sostiene gracias al trabajo gratuito de cuidados que se realiza, mayoritariamente, en la esfera privada y, mayoritariamente, por mujeres. Si no, sería absolutamente insostenible. Eso es lo que representa el iceberg, en el que bajo el mercado laboral, en el que sólo el trabajo asalariado se reconoce como trabajo, existe una inmensa cantidad de trabajo humano no pagado e invisible, que resulta absolutamente imprescindible para que el mundo funcione. La proporción es de un 34% de trabajo remunerado frente a un 66% de trabajo de cuidados o reproductivo. Visto de otro modo, si los cuidados se reflejaran en el PIB, éste aumentaría en un 66%. Un ejemplo más clarificador: para que un trabajador produzca en su puesto de trabajo, ha se haber sido criado, alimentado, curado, lavado, enseñado a hablar, acompañado en sus penas y en sus juegos, querido, vestido… y un sinfín más de trabajos que nadie paga, porque son impagables. Pensar que los trabajadores son independientes, y que las personas que no tienen empleo son dependientes, es otra de las mentiras del capitalismo. Todas las personas somos en mayor o menor medida y, según el momento de la vida en el que nos encontremos, interdependientes. Así que, para empezar, reconozcamos el valor social y económico de los cuidados, porque cuando reducimos los salarios, las ayudas a la dependencia o los presupuestos de salud y educación, lo que estamos es obrecargando esa esfera de la vida.

Por otro lado, respecto al reparto de trabajo de cuidados, actualmente las mujeres realizan un 80%. Esto repercute negativamente en su capacidad de cuidarse, de desarrollarse profesionalmente o políticamente, de estudiar… y hace que la sociedad esté en deuda con ellas (y con los hombres que cuidan), es lo que se conoce como deuda de cuidados. No sólo los hombres que han cuidado menos de lo que se les ha cuidado a ellos en la vida, están en deuda, lo están también las empresas y el estado. Una clara muestra es que tampoco se reconoce el trabajo de cuidados realizado durante toda una vida, sin vacaciones ni fines de semana, por muchas mujeres que, en su viudedad, viven con unas pensiones miserables, después de haber puesto a cotizar a miles de trabajadores y trabajadoras.Así que tratemos de pensar en un modelo de sociedad donde lo central sea el ser humano, y no el mercado. Pongamos la vida, la calidad de vida o el buenvivir, en el centro de la organización social! Será, sin duda, más justo y más sostenible. Eso es lo que se reivindica en esta Huelga de Cuidados y en la campaña Actúa con Cuidados. Por que queremos cuidar, más y mejor, y para eso necesitamos que sea aceptado como una responsabilidad de toda la sociedad.

Deja un comentario

Instagram

Facebook

Twitter

Suscríbete a nuestro boletín de noticias